TEMAS

Campaña Global para que los grandes contaminadores paguen

Campaña Global para que los grandes contaminadores paguen

“Las industrias que han impulsado la crisis climática, financiado la negación del cambio climático y obstaculizado un progreso climático justo durante décadas deben pagar por los daños que causaron. Responsabilizarlas se trata tanto de la responsabilidad jurídica y económica como de la obligación de poner fin a las prácticas que condujeron esta crisis desde el principio”.

Les urgimos a tomar acción para responsabilizar a las industrias y las corporaciones que han impulsado y que siguen empeorando la crisis climática, y también a sus ejecutivos, con el fin de avanzar la justicia climática a nivel mundial.

Durante décadas, los grandes contaminadores como Exxon, Shell y otros han gastado mil millones de dólares financiando y a la vez negando la crisis climática, retrasando acciones y promoviendo “soluciones” falsas a todo nivel—mientras ganan millones en beneficios cada año. Y a pesar de lo que dice su publicidad verde, ellos siguen haciendo lo mismo, al igual que otras industrias contaminadoras como la agroindustria.

Las personas alrededor del mundo luchan para proteger sus tierras del aumento de los mares, para proteger a sus seres queridos de los fenómenos metereológicos extremos y para proteger su vida y sustento de las inundaciones, las sequías, los oleoductos, la extracción brutal de combustibles fósiles, la deforestación, la destrucción de ecosistemas naturales, el acaparamiento de tierras y otras violaciones de sus derechos. Comunidades en el Sur global, mujeres, jóvenes, pueblos indígenas y otras comunidades en la línea de frente de la crisis climática necesitan urgentemente financiamiento para realizar una transición justa y equitativa, lejos de los combustibles fósiles y las “soluciones falsas” como los mercados de carbono y las compensaciones de emisiones, la bioenergía y la geoingeniería—con el fin de avanzar las soluciones que priorizan a las comunidades y que han de impulsar nuestro futuro: soluciones como dejar los combustibles fósiles bajo tierra, practicar la agroecología, proteger los ecosistemas vitales como el bosque tropical Amazónico y otras soluciones consagradas en las Demandas de los Pueblos por la Justicia Climática.

Estas soluciones justas y verdaderas para abordar el cambio climático están a nuestro alcance, y han sido demostradas y practicadas durante décadas por las comunidades en la línea de frente de la crisis climática. Aplicar estas soluciones requiere recursos económicos. Esto es algo que las corporaciones y sus ejecutivos ya les deben a estas comunidades, una deuda cuya distribución debe rendirse a estas comunidades mientras intentan restaurar el equilibrio con la naturaleza.

Las industrias que han impulsado la crisis climática, financiado la negación del cambio climático y obstaculizado un progreso climático justo durante décadas deben pagar por los daños que causaron. Responsabilizarlas se trata tanto de la responsabilidad jurídica y económica como de la obligación de poner fin a las prácticas que condujeron esta crisis desde el principio.

Por eso las comunidades del mundo toman acciones para responsabilizar a las industrias contaminadoras por los daños que causaron. Les urgimos a sumarse a este esfuerzo.

Ya experimentamos los puntos de inflexión que indican un colapso planetario peligrosamente cercano. Es el momento para una respuesta valiente y justa a la crisis climática. Es el momento de hacer caso al Sur global, a los jóvenes, a los que están en la línea de frente, a los pueblos indígenas y las comunidades que marcan el camino. Es el momento de impedir que los Grandes Contaminadores y los grupos de presión climáticos corporativos escriban las reglas. Es el momento de responsabilizar los por los daños y las pérdidas que causaron y para una transición justa a modelos sustentables en las comunidades y territorios impactados, en particular los del Sur global. Es el momento de que paguen.

Fuente: Make Big Polluters Pay


Video: Impuesto verde espera recaudar $700 mil millones anuales (Mayo 2021).